Piel Grasa

Skin routine

piel-grasa-titulo

1). Usa un agua micelar al levantarte y acostarte y aplícala por todo el rostro, incluidos párpados, zona T (frente, nariz y mentón), y escote.

2). Seguidamente, aplica un tónico facial natural para mantener un aspecto fresco y sano, a la vez que purifica y equilibra el pH de la piel. El tónico incluye activos astringentes, hidratantes y regenerantes mejorando así las funciones de la piel grasa. Este paso te ayudará a cerrar los poros y regular la secreción sebácea.

imagen-piel-grasa-movil

3). Los exfoliantes arrastran las células muertas y evitan que los poros queden obstruidos generando los temidos puntos negros, todo ello de una forma natural y totalmente respetuosa con la barrera dérmica de la piel. De este modo conseguirás unificar el tono, suavizar tu piel y evitar imperfecciones.

piel-grasa-3

4). Para completar la rutina de piel grasa, añade una mascarilla facial purificante una o dos veces por semana para hacer una limpieza en profundidad de la piel de tu rostro. La unión del carbón activo de bambú, arcillas entre otras vitaminas de los velos faciales te ayudan a controlar la secreción sebácea, tratar el acné, puntos negros, eliminar toxinas e impurezas y mejorar la elasticidad de la piel.